Francisco Carrillo y Polonia Francisca Mendez (Siglo XVIII)

Francisco Carrillo nació en la Concepción alrededor de 1750, siendo su madre Martina Carrillo. Este hombre contó con el apoyo de su mujer Polonia Francisca Méndez. Llevo una larga lucha contra el poder aplastante de los amos. Los obstáculos fueron tan grandes y numerosos que hacían falta una fuerza de carácter excepcional para superarlos y llegar hasta el final, en una época donde la clase dominante se agarraba de sus privilegios.

Francisco Carrillo fue parte del grupo de esclavos de hacienda La Concepción, considerado como “excedente” por los nuevos dueños, vendido a la hacienda de Tumbabiro, en donde las cosas marcharon mas o menos bien, según un informe de las autoridades de la Real Audiencia, del 2 de mayo de 1780.

En 1807 siendo líder Francisco Carrillo, Había sido castigado ya en cuatro ocasiones. La primera vez la causa fue el atraso de un cuarto de hora al trabajo, porque él había preparado el desayuno para su mujer y su hijos enfermos. Más tarde aguantó una flagelación de cuatrocientos golpes, quedando con los riñones hinchados y perdiendo sangre por los costados. No se había recuperado todavía cuando no pudo impedir que un hato de mulas penetraran en un campo de caña, produciendo graves pérdidas, castigos que lo redujo a la cama: También sus pequeños hijos fueron castigados en diferentes sesiones.

El 25 de noviembre, el Abogado General de los esclavos, pidió que se vendiera a la pareja, después de realizar un avalúo. Los dos esposos pidieron, el 15 de diciembre que los avaluaran el antiguo administración de la Concepción, que considerando la edad de Francisco, los estimo en cuatrocientos pesos.

Francisco Carrillo, se opuso rotundamente a que le separaran de sus cuatro hijos, que quedaron en la hacienda de Tumbabiro padeciendo hambre y castigos, a pesar de que trabajaban con toda la buena voluntad en tareas que eran superiores a su edad. Si los hijos estaban a su lado él podría educarlos cristianamente. Toda esta lucha tuvo una duración de aproximadamente 10 años.

El asunto terminó en un primer momento con la liberación de Francisco Carrillo y Polonia Francisca Méndez el 6 de abril de 1816. El 10 de octubre de 1818 se avaluaron Martín, Mariano, y Bartola en 240, 235, 200 pesos respectivamente y fue el mismo Francisco Carrillo quién ofreció la suma de 675 pesos por sus hijos.

Trece años de luchas fueron necesarios para que Francisco Carrillo consiguiera su libertad, la de su esposa y sus hijos.

 

Una respuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: